Logística sostenible

La logística sostenible busca reducir el impacto ecológico de las actividades logísticas.

En el pasado, el costo de la logística se definía exclusivamente en términos monetarios. Sin embargo, a medida que la preocupación por el cuidado del medio ambiente fue aumentando, las compañías empezaron a tomar en cuenta las externalidades negativas de la actividad; entre ellas el cambio climático, la contaminación del aire, el ruido, las vibraciones y los accidentes.

La logística sostenible explora la manera de reducir estas externalidades para conseguir un equilibrio entre el creciemiento económico, el cuidado del medio ambiente y el bienestar social.